Saca partido a tu impresora sin arruinarte

Ahorrar en tintas y sacar partido a la impresoraUna impresora que se utiliza de manera consciente no tiene por qué suponer un obstáculo económico para los usuarios. Existen fórmulas para darle uso sin tener que dejarse los ahorros en el proceso. Cada vez son más numerosas.

Calibrar, alinear y limpiar

Es fácil concluir que se puede ahorrar tinta y tóner imprimiendo en monocromo o dejando de imprimir. Pero no todos los documentos pueden evitar estar en formato papel y no siempre el negro es el color adecuado. Por ello y porque quien compra una impresora pretende usarla alguna vez, existen otras formas de obtener impresiones menos caras y disfrutar del periférico sin que suponga la ruina. Tres de las acciones que se traducen en ahorro son el calibrado y alineado del periférico y la realización de una limpieza de cabezales (esto último en el caso de las impresoras que usan tinta). Estas prácticas permiten obtener impresiones de calidad y evitan malgastar tinta o tóner, así como obligar a realizar segundas impresiones.

Imprimir con cabeza y no siempre con los ojos

Es común ver cosas online o en la propia computadora y no poder resistirse a la tentación de llevarlas al papel. Esta forma de impresión, siguiendo el dictado de los ojos, no es buena para el bolsillo. Es mejor utilizar la cabeza, es decir, el sentido común, a la hora de decidir qué cosas se van a imprimir, por qué razón y de qué forma. Esta tarea puede ser engorrosa al principio pero cuando se convierte en hábito permite disfrutar de las prestaciones del periférico sin que eso suponga arruinarse.

Otras formas de ahorro en la impresión

Tener la impresora en modo ahorro, optar por un tipo de letra optimizado, elegir calidades bajas siempre que se pueda y programas destinados a optimizar las páginas a imprimir; son formas efectivas de no malgastar consumibles. También puedes consultar cómo ahorrar en los equipos multifunción y sacar mayor partido a sus prestaciones. Sus posibilidades no tienen que estar reñidas con el ahorro. Recuerda: el truco está en emplear el sentido común cada vez que imprimas, tanto con equipos simples como los multifunción.

Foto: Pixelot – FotoliaSimilar Posts: